Saltar al contenido
bulldog frances.online

Cataratas en perros

Una catarata es una opacidad en el cristalino del ojo de un perro que le causa visión borrosa. Si el tamaño de la catarata es pequeño, ésta no perturbará demasiado la visión del perro.

Pero las cataratas deben ser controladas porque cuanto más gruesas y densas se vuelven, más probable es que conduzcan a la ceguera.

ojo con catarata
ojo con catarata

¿Qué causa las cataratas?

Las cataratas pueden desarrollarse por enfermedad, vejez y traumatismo ocular, pero las afecciones hereditarias son la causa más común.

Las cataratas pueden estar presentes al nacer o desarrollarse cuando el perro es muy pequeño, entre uno y tres años de edad.

Una alta incidencia de cataratas también se atribuye a menudo a la diabetes.

¿Cómo puedo saber si mi perro está desarrollando cataratas?

Si los ojos de su perro se ven nublados o con un tono gris azulado, debe llevarlo al veterinario para que le haga un examen.

Tenga en cuenta, sin embargo, que es natural que el lente de un perro se vuelva nublado, o gris, con la edad.

Esta afección, llamada esclerosis nuclear, no pone la visión de un perro en tanto peligro como las cataratas, y por lo general no se recomienda tratamiento.

Sin embargo, cualquier nubosidad en el ojo de su mascota es una señal para que usted lo lleve al veterinario.

¿Qué sucede cuando no se trata una catarata?

Una catarata no tratada puede “luxar” o deslizarse del tejido que la mantiene en su lugar, liberándola para que flote en el ojo, donde puede asentarse y bloquear el drenaje natural de líquido.

Esto puede llevar al glaucoma, que puede causar ceguera permanente. Las cataratas también pueden comenzar a disolverse después de algún tiempo, causando inflamación profunda y dolorosa en el ojo.

¿Qué perros son propensos a las cataratas?

Aunque los perros de todas las edades y razas pueden desarrollar cataratas, son más comunes en los Smooth Fox Terriers, American Cocker Spaniels, Havanese, Bichon Frise, Silky Terriers, Poodles,  Schnauzers, y Boston Terriers. Los perros con diabetes también son especialmente propensos.

Síntomas y tipos

Los síntomas típicamente se relacionan con el grado de deterioro de la visión. Los perros con menos del 30 por ciento de opacidad del cristalino, por ejemplo, muestran pocos o ningún síntoma.

Mientras que aquellos con más del 60 por ciento de opacidad del cristalino pueden sufrir de pérdida de visión o tener dificultad para ver en áreas poco iluminadas.

Si la  diabetes mellitus, es responsable de las cataratas, usted observará,  un aumento de la sed, una mayor frecuencia de micción y una pérdida de peso en su perro, junto con síntomas de deterioro de la visión.

¿Cómo se diagnostican las cataratas?

Un examen ocular preliminar realizado por su veterinario le dirá si usted está lidiando con una catarata u otra condición que cause nubosidad en el ojo.

A continuación, debe consultar con un oftalmólogo veterinario para determinar el alcance de la catarata y los pasos a seguir para controlar el problema.

Si observa nubosidad en uno o ambos ojos del perro, debe llevarlo a un veterinario inmediatamente. Allí, el veterinario le pedirá un historial completo de la salud de su perro, incluyendo el inicio y la naturaleza de los síntomas, y los posibles incidentes que podrían haber precipitado el problema.

Luego, el médico llevará a cabo un examen físico completo, enfocándose en los ojos y la región ocular, para determinar la gravedad del problema.

Se pueden llevar a cabo exámenes de diagnóstico de rutina, como conteo sanguíneo completo, perfil bioquímico y análisis de orina.

Sin embargo, los resultados de estos exámenes generalmente no son específicos a menos que otra enfermedad concurrente como la diabetes mellitus o la hipocalcemia estén en la raíz del problema.

Los ultrasonidos o la electroretinografía (que mide las respuestas eléctricas de las células presentes en la retina) son dos formas de exámenes diagnósticos avanzados que también ayudan a determinar la gravedad del problema y pueden confirmar si la cirugía es necesaria para corregir una catarata.

¿Cómo puedo ayudar a preservar la visión de mi perro?

En la mayoría de los casos, las cataratas no se pueden prevenir, pero hay pasos a seguir para asegurar que la visión de su perro se pueda preservar, especialmente si son causadas por una condición médica como la diabetes.

  1. Examine los ojos de su perro con regularidad.
  2. Lleve a su perro al veterinario si sus ojos están nublados o gris azulado.
  3. Lleve a su perro al veterinario si sospecha que tiene problemas para ver.
  4. Si es posible, averigüe la historia clínica de los padres de su perro, ya que las cataratas suelen ser hereditarias.
  5. Sea consciente de cualquier condición que su perro tenga que pueda causar cataratas, como diabetes o traumatismo ocular.

¿Cómo se pueden tratar las cataratas?

La pérdida de la visión debido a las cataratas a menudo se puede restaurar mediante cirugía. Un oftalmólogo veterinario retirará quirúrgicamente el cristalino y lo reemplazará por uno de plástico o acrílico.

La cirugía de cataratas generalmente tiene una buena tasa de éxito, pero su veterinario tendrá que determinar si su perro es un buen candidato quirúrgico. El procedimiento también requiere cuidados postoperatorios extensos.

¿Cómo puedo cuidar a mi mascota después de la cirugía de cataratas?

Después de la cirugía, su mascota tendrá que usar un collar protector (isabelino) hasta que su ojo sane. Necesitará mantenerlo relajado en un ambiente tranquilo, y también necesitará gotas para los ojos varias veces al día durante unas semanas.