Saltar al contenido
bulldog frances.online

Ojos rojos en perros

Este problema fácil de ver,  es común en perros y puede ser causado por una lesión, una irritación o incluso una enfermedad.

Independientemente de la causa, el ojo de su mascota puede tener el mismo aspecto.

Algunas o todas las estructuras que rodean el ojo estarán rojas y/o visiblemente hinchadas, una afección conocida comúnmente como conjuntivitis.

Otros signos adicionales asociados con la conjuntivitis incluyen secreción clara, grisácea, blanquecina, verdosa o incluso rojiza, párpados rojos e hinchados.

Nubosidad de la córnea (la cubierta transparente del ojo, que puede parecer azulada o nebulosa); enrojecimiento de la esclerótica de los ojos

Rozamiento o zarpazo de los ojos para aliviar la comezón; y parpadeos repetitivos, ojos medio cerrados,  o cierre total de ojos, lo que por lo general indica dolor.

Tome nota especial de estos síntomas, ya que pueden ayudar a un veterinario a determinar la causa del enrojecimiento e irritación de los ojos.

ojo rojo en perro
ojo rojo en perro

Causas de los ojos rojos e irritados

Cuando un perro o un gato van al veterinario con los ojos rojos e irritados, he aquí algunas de las causas típicas:

Trauma

Nada crea enrojecimiento e irritación tan rápidamente como un pinchazo en el ojo por una rama u otro objeto extraño.

Incluso si el ojo mismo está ileso, los tejidos circundantes pueden inflamarse.

Irritantes ambientales

El humo del cigarrillo, la suciedad, el polvo y otros irritantes pueden causar irritación peri ocular en perros.

Conjuntivitis bacteriana

Esta es una afección poco común como la causa principal de conjuntivitis en perros , pero puede ocurrir.

Con mayor frecuencia, la conjuntivitis bacteriana ocurre cuando los ojos ya están inflamados por otra afección, como el ojo seco o la conjuntivitis viral.

Conjuntivitis viral

Este tipo de conjuntivitis es muy común en mascotas diagnosticadas con moquillo canino, FIV (virus de inmunodeficiencia felina), FeLV (virus de la leucemia felina) o uno de los virus respiratorios felinos (como el herpes virus felino).

Enfermedad de la córnea

Las enfermedades de la córnea – la cubierta transparente del globo ocular – pueden resultar en inflamación de la córnea, así como hinchazón peri ocular.

Otras enfermedades oculares

Aunque los problemas corneales son los culpables más comunes del enrojecimiento y la inflamación de los ojos.

Otras enfermedades oculares pueden producir síntomas similares, incluyendo el glaucoma.

Enfermedades de la piel

La infestación de ácaros, los cánceres dolorosos o irritantes, y otras condiciones de la piel que ocurren alrededor de los ojos pueden causar roce, picazón, hinchazón y otros problemas en el área de los ojos.

Enfermedades sistémicas

Algunas enfermedades sistémicas (afecciones que afectan a todo el cuerpo) como la leptospirosis y la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas pueden causar conjuntivitis.

ojo rojo por rascarse
ojo rojo por rascarse

Tratamiento

Dependiendo de la causa que afecte al animal, el tratamiento puede variar desde un antiinflamatorio tópico o antibiótico, hasta la lubricación de gotas oculares de venta libre, pasando por la cirugía y la medicación ocular a largo plazo.

Lo que puede hacer en casa

Cualquier mascota que sufra de ojos rojos e irritados debe visitar a un veterinario lo antes posible, pero si no puede programar una cita inmediata, hay algunas medidas que puede tomar para mantener a su mascota cómoda mientras tanto.

Para evitar que las mascotas agraven aún más la inflamación, compre un collarín blando o trate de ponerse calcetines en los pies.

Limpie el área

La secreción excesiva se puede limpiar con agua tibia y un pañuelo desechable, pero trate de evitar tocar la superficie del ojo.

Una compresa fría con un paño húmedo también puede ser calmante. Nunca se ponga ningún medicamento en los ojos a menos que se lo indique su veterinario.

Vigilar los síntomas

Si su mascota presenta otros síntomas inusuales, como fiebre, falta de apetito y letargo, diríjase de inmediato a su veterinario o a un hospital para animales.

Y sepa que el dolor ocular -los signos clave son el parpadeo frecuente o el cierre de los ojos, el frotamiento agresivo o las patadas- significa que su mascota necesita atención de emergencia.